1 de mayo, fiesta del paro.

Llega el 1 de mayo.

La fiesta del trabajo, pero que fiesta y que trabajo, cuando la única fiesta que podemos conmemorar es la fiesta del paro, cuando el único trabajo que podemos festejar es el precario y miserable.

Compañeros, hemos llegado a un punto donde ya, hasta las ideas me duelen.

Me gustaría que este 1 de mayo fuera diferente, calles llenas de gente, gente silenciosa, gente que acompaña un entierro.

Me gustaría enterrar el trabajo lo más dignamente que podamos.

Para empezar de cero, con rabias renovadas, donde pudiéramos hacer valer nuestro trabajo, con la medida que le corresponde.

Este 1 de mayo no podemos reivindicar nada, porque lo hemos entregado todo, solo nos queda partir de cero, conquistar nuestros derechos uno a uno, como cuando no los teníamos.

Me gustaría que este 1 de mayo fuera el comienzo de la conquista de una verdadera democrácia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s