Andalucía, la identidad oculta.

Andaluces sin identidad.

Tal día como hoy, hace 35 años Andalucía se removió desde el interior del sepulcro donde la había enterrado gobiernos burgueses, franquistas y posfranquistas.

Nunca antes, en los anales de la historia, la rabia de un pueblo lanzó un grito más desgarrado contra su destino.

Nunca antes, ningún pueblo saco a más de la mitad de su población a la calle a defender su destino, a recuperar su identidad de pueblo libre.

4 de diciembre de 1979, el día que Andalucía le ganó el pulso a la historia torciendo el brazo del destino, acabando con una tradición de siglos de gobiernos afines a la burguesía caciquil, a la dictadura y a sus herederos.

Este 4 de diciembre fue el principio del final de la Transición hacia la Democracia, Andalucía rompió con su pasado de vasallaje al amo, el día en que los andaluces ganemos en la calle, (el lugar donde los pueblos ganan sus derechos,) el derecho a ser ciudadanos iguales a los demás, Andalucía nunca pidió ser un pueblo superior a otros, pero este día nos ganemos el derecho a no ser inferiores.

Pero Andalucía fue engañada, no fue la primera vez, si estudiamos la historia los andaluces hemos sido engañados y traicionados muchas veces, uno de los ejemplos más cercanos fue la Constitución de Cádiz, escrita con sangre andaluza y entregada a Fernando VII, “el Deseado” para que se limpiara su culo Borbónico con ella.

Pues como he dicho, a los andaluces nos engañaron bellacamente, y este derecho también fue ganado con sangre andaluza, ¿quién no recuerda al joven Caparrós asesinado en Málaga por un asesino franquista? que no fue identificado ni lo será nunca, quizás este recuerdo es el único que queda de aquel día, pues al nuevo sistema se le puso el vello de punta al ver que los ciudadanos podíamos unirnos y pensar sin forma tutelada por ellos, y nos han intentado ocultar lo sucedido aquel día, cuando se dice que aquel día salieron a la calle 120,000 personas en Granada para pedir una autonomía igual a todas las demás, (no pedíamos más) todos nos miran extrañados, como si estuviéramos contando una mentira, una batallita del abuelo.

Y es que España ya estaba repartida, ya se la habían repartido la nueva aristocracia política, donde al ciudadano fue catalogado como un peón en una tabla de ajedrez, necesario para el progreso y útil para sacrificar a los intereses de “su” partida.

Así, hoy nos encontramos con una Andalucía en busca de su identidad, buscándola en su futuro, pues su pasado fue ocultado, su “Andalucía libre por España y la humanidad” ya no resuena en las calles, en los campos regados de sudor jornalero, sus elevados ideales han sido vilipendiados como valores negativos al “progreso”

Seguimos navegando en la ambigüedad política como único valor que pueda aunar mayorías que podamos ofrecer a nuestros tutores.

Andalucía…o España es un corral de gallinas promiscuas dadas a ofrecerse al gallo más ocurrente, al de mejor voz.

Un portal de comunidad de vecinos comandado por comadres chismorreando los vicios y debilidades de unos y otros, sin reparar en los desmanes del casero.

Andaluces, ya está bien, el camino elegido no es que nos conduzca al pasado, ni siquiera al futuro, el camino elegido solo conduce al precipicio.

¡¡¡Por un nuevo Frente Popular!!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s