¿Estamos al final del régimen?

Bueno, parece que la situación se va clarificando, parece que los partidos se van dando cuenta de que al fascismo no se le puede atacar con guantes de seda, que para acabar con esta pesadilla del pueblo hay que colocarse los guantes de boxeo.

Esto se ha comprobado en estos días en el debate del Estado de la Nación que ha colocado a esta basura en el lugar que les corresponde, en el estercolero del que salieron.

Por primera vez en el parlamento se oyó la palabra que los ciudadanos llevamos mucho tiempo repitiendo, sinvergüenzas.

Yo asistí al ultimo debate del Estado de la Nación del gobierno de la UCD y me dio lastima, lo contrario de esta vez, vi un gobierno nervioso, acabado, a un Landelino la Villa perdiendo los papeles en aquella celebre comparación de norte y sur de la que nadie se enteró de que hablaba de no ser por Felipe Gonzáles que le ayudo a aclarar lo incomprensible, en ese momento comprendí con toda seguridad que la UCD estaba acabada.

Su defunción la apuntilló Andalucía un 4 de diciembre del 1,977.

Esta vez también será Andalucía la que acabe con este gobierno, y ha sido una mujer, el coraje de Susana Díaz ha sido el detonante para que los partidos entiendan de una vez, que con estrategias de marca blanca no se puede luchar contra gente que lleva la dictadura en su genética.

Esto no quiere decir que este gobierno esté acabado, solo han comprendido que por medios democráticos no podrán seguir gobernando, pero no sabemos de que medios se valdrán para seguir en el poder, pues saben que dejar el poder sería la cárcel para muchos de ellos, cuando se descubra todas las atrocidades que han hecho y no tengan jueces que los tapen, saben que será su final y no creo que estén dispuestos aceptarlo sin utilizar todas las artimañas a su alcance.

Se avecinan meses muy difíciles para todos, donde si no estamos todos unidos, partidos y ciudadanos no podremos con ellos, dejemos de enfrentarnos entre nosotros y acabemos con este régimen, que después podréis sacar vuestro ego a pasear democráticamente, porque si no es así tendremos que olvidarnos de la democracia por bastantes años, y el ego nos lo van a meter por el ombligo, ese que tanto nos miramos como si fuera el más bonico del mundo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s