Llamada a los Movimientos Sociales.

Veo con preocupación que los movimientos sociales están un poco bajos en movilizaciones, como si estuviéramos en un compás de espera de los resultados de las elecciones.

A mi parecer los resultados no van a clarificar nada la situación actual o será derivada a otra parecida con defectos parecidos y nos vamos a encontrar con unos movimientos sociales desmantelados si no somos capaces de mantenerlos en activo, aunque sean pequeñas acciones o asambleas que mantengan vivo nuestro espíritu reivindicativo.

De lo contrario nos vamos a encontrar con las misma problemática con la que partimos cuando empecemos, y teniendo que reinventar los Movimientos para poder hacer oposición a los desmanes del poder establecido.

Comprendo que estemos cansados de dedicar tanto tiempo a una lucha que cada vez es menos efectiva y que casi siempre seamos los mismos los que tiremos del carro, pero pensad que llevamos algunos años luchando por lo mismo, ¿vamos a abandonar ahora?

Propongo que sigamos en la lucha, pero con ideas y energías renovadas, si lo hecho hasta ahora ha perdido efectividad es porque no nos hemos renovado, hacemos acciones repetitivas y nuestro enemigo las tiene controladas, anulándolas sin que haga mella en sus intereses.

Dicen que una imagen vale más que mil palabras, pues yo creo que la imagen de las palabras es el teatro, en él se visualiza con penetración ampliada el mensaje que queramos transmitir y en la Dictadura conocíamos perfectamente esta estrategia, de ahí nació el teatro alternativo, el cine de ensayo…donde por medio del teatro o el cine se podía denunciar, aunque encubiertamente los desmanes de la dictadura.

Y unas de estas obras que se representarón fue la titulada “Los ciegos” donde cinco actores con los ojos tapados escuchaban por parte de otro actor las bondades de la dictadura en el tema que tenía escrito en un cartel que llevaba colgado al cuello, (sanidad, educación, trabajo…) cuando terminaba su alocución lo sustituía otro que quitándole la venda de los ojos le mostraba las ventajas del mismo tema en una democracia, le quitaba el cartel del cuello y lo colocaba por el lado anverso en una pizarra, así sucesivamente hasta terminar con los cinco, en la pizarra se leía “Te están engañando” una vez terminado de colocar todos los carteles.

Esta idea es una de las muchas que se pueden hacer si abandonamos el pensamiento rutinario y pensamos diferente, y es muy eficaz, porque la denuncia de un sistema manipulador de masas como el que estamos soportando, sería desmontado y sobre todo los que la vieran no olvidarían nunca el mensaje que lleva implícito.

Esta obra intenté que se hiciera en Democracia Real Ya, pero como siempre, la excesiva horizontalidad y el poco eficaz consenso hizo imposible su realización, pues si hubiéramos seguido aún estaríamos consensuando.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s