DIARIO DE UN YAYOFLAUTA DESOBEDIENTE.

IMG_2479

Anexo a capítulo 20.

Un lobo en la manada puede hacer grandes cosas, cobijado en la fuerza de la manada, pero un lobo solitario puede hacer cosas más letales, al sentirse solo, libre y sin responsabilidad, descontrolado en su lucha por la supervivencia, sus actos son sorpresivos e inesperados para el contrario, que sin tiempo a reaccionar ante un enemigo tan insignificante ve atónito como va perdiendo la partida.

¿Será esa la nueva fórmula del activismo social?

Empecé la acampada en la Plaza de la Caleta.

Agradezco a los compañeros la ayuda prestada, sin su ayuda hubiera tenido muchos problemas, pero la habría acometido igual.

Todavía me pregunto como se hubiera desarrollado la acampada de haberla realizado solo, sin cambiar las estrategias tan estudiadas que había elaborado, y que tuve que cambiar para poder hacer partícipes de esta acampada a todo el que llegaba a ayudarme, pues no lo se, pero de lo que estoy seguro es que el principal objetivo de la acampada, el implicar a todos los partidos en un Frente Popular se hubiera visto reflejado, y el intento de congraciar al ciudadano con el sistema político hubiera dado un salto cualitativo, precisamente estas dos intencionalidades fueron las más torpedeadas para evitar su realización, todos estaban satisfechos por aquellos tiempos con el status social en que se encontraban, los partidos sabedores de que podían engañar al ciudadano, y los ciudadanos, felices con ser engañados.

Pero había más, las cúpulas de los partidos sabían que se estaba preparando la salida de un nuevo partido, por eso cuando intentaban desviar el tema del Frente Popular alegando que no era necesario porque iban a conseguir la unión del 90% de la población, todos sabíamos de qué se hablaba, pero unos hablaban de oír campanas sin saber de donde venían y yo no podía decirles que conocía al campanero y a las ordenes de quién doblaban las campanas, no me hubieran creído, dos años después lo descubrirán en sus propias carnes, cuando ya sea tarde para ellos y bastante perjudicial para los ciudadanos.

CAPÍTULO 20

ACAMPADA EN LA PLAZA DE LA CALETA

Días antes de que se celebrara en el Congreso la votación para la Reforma de las Pensiones convoqué un encierro en las oficinas de la Seguridad Social de Gran Vía para la misma mañana en que se estaba votando.

Cuando llegué no había ningún compañero, pero si había dos furgones de la policía y siete u ocho policías en la puerta, me coloqué junto a ellos esperando por si llegaba alguno, enseguida me identificaron y me pidieron la documentación, pidiéndome que le enseñara el cartel, tomaron nota de él y en esos momento salió el director de las oficinas que se puso a hablar con el policía para que me impidiera la entrada, a lo que le contestó que estaba en mi derecho a entrar y expresar mi opinión.

Mientras, en frente vi a dos compañeros, Enri y Rafa que no se atrevían a cruzar.

Al final Rafa se unió a mi y quedó en entrar conmigo para grabarme, al entrar, el de seguridad que debía estar aleccionado por el director quiso impedirle la entrada porque llevaba la cámara, a lo que el mando de la policía que nos acompañaba le dijo que mientras no grabara a ningún funcionario podía entrar con la cámara.

Es curioso que profesionales de la seguridad no sepan sus obligaciones y quieran coartar los derechos de los ciudadanos, actuando en las instituciones públicas como si de una propiedad privada se tratara, pero más irresponsable es la actitud de la dirección de una institución pública de actuar como si dicha institución fuera su cortijo e intentar convertir a las fuerzas de seguridad en fuerzas represivas.

Entremos dentro del recinto, me puse mi chaleco de yayoflauta y extendí el cartel, para que fuera visto por los asistentes mientras Rafa tiraba algunas fotos intentando no enfocar a nadie, como habíamos pactado con la policía.

En la sala había unas 20 personas, pocas comparadas con otros días, pero yo sabía que eso no era lo más importante, lo más importante era la difusión que se le diera, y sobre todo hacerle ver al gobierno que habían personas dispuestas a luchar por sus derechos, y el que fuera una sola persona acrecentaba el temor de todo sistema totalitario, estos temen más a un lobo solitario que no pueden controlar que a una multitud por muy enfurecida que esté, cuando convoqué el encierro sabía que no iba a tener respuesta por parte de nadie, pero también sabía que solo iba a hacer más daño.

Estuve solo unos 10 minutos para no causar más molestias a la policía que tan bien se habían portado con nosotros, caso distinto hubiera sido si nos hubieran puesto dificultades, pues mi primera intención era quedarme hasta que cerraran el recinto.

Al acabar estuve repartiendo folletos entre los asistentes, todo ello vigilado por el guardia de seguridad del recinto que no se separó de nosotros en todo momento.

Capítulo 20

A la salida nos reunimos con Enri que se había quedado en la acera de enfrente y nos fuimos los tres a tomarnos unas cervezas.

Sentados en una terraza me reprocharon que lo que lo que había hecho no servía para nada, entonces comprendí que había perdido la confianza del grupo, la había tenido mientras las acciones que habíamos efectuado no creaban ningún peligro, pero al elevar el nivel de riesgo no estaban dispuestos a seguirme, tampoco me importaba, al contrario, prefería el actuar solo a ser acompañado por compañeros que no estuvieran implicados totalmente en la causa, tampoco tenía nada que reprocharles y menos a Enri que teniendo una vejez asegurada al tener una pensión alta se había implicado en esta lucha solo por ideales, ya quisieran muchos políticos que presumían de izquierdas tener los ideales de esta mujer, pero para mis planes ya no me servían.

A los días siguientes las previsiones que me había hecho sobre los resultados de esta acción sobrepasaron mis expectativas.

La publicación en Factbook había tenido 224 visitas y 804 compartir, los que conocemos las redes sabíamos que eso significaba que habían sido muchos miles de personas las que habían visto la publicación.

Además por lo emocionadas que estaban las compañeras por los resultados en tweert, en este sitio también había sido un triunfo.

Esta publicación de la periodista Ana Fuentes lo corroboraba.

Esto es de Martí: “En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que le roban a los pueblos sus libertades, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados”.
Se lo dedico a Manuel Fernandez, a quien me he encontrado esta mañana, de regreso de comprar dos o tres cosillas en el super del barrio, tal vez sin ser muy consciente de que su foto con un cartel que habla de dignidad y de pensiones, está rulando por las redes sociales cual bofetada en el rostro de los que ya casi ni nos inmutamos ante los desmanes de quienes se están cargando el Estado de bienestar.
Gracias, Manuel, por tu decoro.

En estos días vinieron dos yayos de Málaga, Javier y Jose Luís a pasar unas semanas de vacaciones a Granada y un día quedamos los dos, Enri, mi mujer y yo en salir a tomarnos unas cervezas, después de tomárnoslas comimos en casa de Enri y en la conversación que mantuvimos surgió el tema de hacer una acción conjunta los yayos de Andalucía, fue Javier el que propuso hacer una acampada en Sevilla todos los yayos de Andalucía, a mi me entusiasmó la idea, y estuvimos dándole forma, Enri y Javier que eran los que más contacto tenían con Andalucía se encargaron de hacerles la propuesta, yo estudiaría la logística.

Vivimos tiempos confusamente convulsos, donde  la mediocridad es el tono dominante, con ideas mantenidas por patéticas ocurrencias, lo que antes se llamaba, “hablar por hablar”

Digo esto en referencia a lo que sucedió después, a los pocos días Emri me comunica que ningún yayo está disponible para la acampada, solo Javier y ella, a lo que le dije que me esperaba algo parecido, pero que bueno, que si los dos estaban dispuestos, yo también, aunque fuéramos tres, cuando vieran que la cosa iba en serio se incorporarían alguno más, sobre todo los de Sevilla que les pillaba en su ciudad, ya la noté frustrada y con pocas ganas de seguir para adelante, pero me dijo que hablaría con Javier, a poco me llamó diciendo que Javier tampoco quería ir de acampada, y que Sevilla ni se había comunicado, por lo que no podíamos esperar ayuda logística de ellos, y que en esas condiciones ella tampoco estaba dispuesta, le dije que la comprendía, que no se preocupara que yo lo solucionaría, pero que la acampada se iba a hacer, con compañía o solo. Intentó convencerme de lo contrario pero ya tenía una idea clara de lo que quería hacer y nadie me podía convencer de lo contrario.

Esa misma noche me monté un vídeo, siento que por ahora los vídeos no se puedan ver en un libro, pero os pongo el texto, pues fue directo a los que eligen una postura activista sin tener conocimiento de las responsabilidades que ello conlleva, este es el texto:

Me voy de acampada, ¿quién se viene?

Compañeros, vuelvo con vosotros para comunicaros una noticia sobre las pensiones y la presunta Ministra de Empleo, la señora Bañez, me duele decirle señora, pero bueno, ya sabéis, por eso de la educación… bueno, pues esta señora haciendo honor al retraso mental que la caracteriza, ha comunicado a los pensionistas que no nos van a bajar las pensiones, y como la que hace una gracieta nos oferta una subida del 0´25%, ala, como para mondarse, cuando los pensionistas vayamos al banco, todo contentos, con una sonrisa de oreja a oreja y nos encontremos con que la subida es de uno o dos euros, bueno, alguno llegará a dos y medio, los que cobren más de 1,000 €, con la boca abierta, y pensando, “y parecía tonta” así nos quedaremos, pues sí, debe ser tonta, cuando la criatura no sabe que los pensionistas tenemos una hucha con 60,000 millones de euros para evitar que la cesta de la compra venga cada día más vacía con el mismo dinero, bien, como soy letrado, vamos, de los que saben hacer cuentas, pues enseguida me di cuenta de que esta señora con cara de la niña de los Adam, quería dárnosla con queso, vamos, que era un poco embusterilla, entonces, todo indignado convoqué a mis compañeros yayos y les dije:

“Hay que hacer algo”

“Darle una pedrá” dijo uno.

“Asaltar el lugar donde trabaja y sacarla de los pelos” dijo otro.

“No, venga, hay que pensar cosas menos crueles” dije yo.

Y como uno cuando piensa mira para las paredes, entonces descubrimos un poster de una acampada de verano para los niños, y saltemos todos al unísono:

“Ya está, una acampada”

Quedando en esa reunión aprobado el hacer una acampada frente a la Junta de Andalucía.

Yo todo contento y sintiéndome importante se lo voy comunicando a todos los que me encontraba, a mi mujer le pareció excelente, perderme de vista un par de meses, la que limpiaba las escaleras daba saltos de alegría.

“Hombre, así me ahorro la colonia que tengo que echarle al ascensor cuando sales, porque vaya como hueles”

Todos contentos, lo malo fue al día siguiente, me llamaron todos los yayos, a una le dolía la cabeza, la misma excusa que le daba a su marido, a otro se le había roto el bastón y hasta que no se adaptara al nuevo no podía, la otra que sin el andador no iba a ninguna parte, el otro que tenía que llevar a sus nietos al colegio, solo uno no me llamó, bueno, pensé, si vamos dos, mientras uno va a mear, el otro vigila el campamento, ¡se puede! como dice el 15M, mi gozo en un pozo, a la tarde, cuando fui a jugar al dominó me sueltan los compañeros:

¿Sabes quién se ha muerto?

¿Quién?

Fernando.

Hostias, el que no me había llamado, y ahora quién le cuenta a todos que no me voy de acampada.

Imposible, si no me voy me echan de casa.

Quillos, a los del 15M, Marea Naranja y Marea Blanca, venga compaes, echarme una mano, vigilarme el campamento mientras meo.

Este vídeo lo podéis ver en Youtube, canal, Manuel Fernández Martín.

Esto que debía ser una llamada a la implicación por parte de los compañeros consiguió todo lo contrarío, todos a una intentaron por todos los medios el hacerme desistir de la idea de la acampada.

Sabía que la mayoría lo hacía por aprecio hacia mí, pero tanto empeño me hizo sospechar de unos intereses ocultos, pues utilizaron todas las tácticas, hasta el chantaje emocional.

Al final me dejé convencer para hacerla en Granada, en una reunión que tuvimos en casa de un compañero se acordó hacerla en la Avenida de la Constitución, pero no salí muy convencido, pues todo eran trabas y se inventaban problemas para hacerme desistir y me propuse prescindir de ellos lo más posible, pues en lugar de ayudar iban a ser un lastre.

No mantuve más reuniones con ellos, pero yo solo estuve estudiando el mejor lugar para hacerla pues no me convencía la Avenida de la Constitución, estaba lejos de algún bar donde utilizar los servicios y poco abrigo de árboles para evitar el sol que aún pegaba fuerte, por lo que me decidí por la Plaza de la Caleta que si reunía esas condiciones.

También estudié los motivos de la acampada, estableciendo los tres pilares de las personas mayores, pensiones, sanidad y dependencia, aunque el motivo principal era propiciar una unidad popular para hacer frente a las próximas elecciones, además la de invitar a todos los partidos políticos a poner una mesa para conversar con los ciudadanos para procurar un acercamiento entre políticos y ciudadanos, un proyecto muy ambicioso en el que ningún partido tomó interés, no sabían lo que se avecinaba, de haberlo sabido su postura hubiera sido muy diferente.

Yo si lo sabía, pero no podía decirlo, pues si no descubría la fuente que me informaba nadie me creería, de ahí mi interés en la acampada, y mi desesperación al comprobar que nadie lo entendía.

Una semana antes empecé a anunciarla por medio del blog.

Convocatoria de acampada Yayoflauta Granada

Publicado el octubre 8, 2013de yayoflautasgr

Acampada en Granada.

La semana que viene haré una acampada en Granada, uno de los motivos es la recogida de firmas para blindar las pensiones en la constitución, dentro de estas reivindicaciones también estaré por una dependencia y sanidad justa y universal.

El otro motivo es un llamamiento a movimientos sociales y políticos a participar en esta acampada, bien acampando o simplemente poniendo mesas para explicar a los ciudadanos su postura en defensa de los derechos humanos, y si es posible un acercamiento entre movimientos sociales y políticos.

La situación en la que está el país, arrastrado a una ruina económica donde las clases más débiles son las más castigadas, y dado que el partido culpable de este saqueo sube puntos en estimación de votos, debe hacernos reflexionar que algo no estamos haciendo bien, yo no se que estamos haciendo mal, pero no me iré de la calle hasta no exponer mis argumentos a todo el que me quiera escuchar.

Invito a todos a dejar a un lado los intereses de partido y los intereses individuales enquistados en movimientos sociales, para en una justa altura de miras salir todos con un solo propósito: la defensa de los derechos humanos, estos derechos no entienden de izquierdas ni de derechas, solo entienden de necesidades para vivir en una sociedad justa, sin grandes diferencias de clases.

Estaré de acampada mientras la crea efectiva a los motivos ya referidos, de no ser efectiva pasado un tiempo haré una marcha andando hasta Madrid para volver a acampar allí.

No pido que nadie me siga, solo que el que pueda se implique para que todos juntos, elevar el nivel de las reivindicaciones, ya que hasta ahora lo que hemos hecho no ha sido suficiente.

Por último hago  una reflexión, todo lo que sea ha hecho por parte de los movimientos sociales ha sido muy importante, pero al final de cada victoria conseguida por los movimientos nos hemos encontrado con que esa victoria conseguida por los ciudadanos, para llevarla a la practica se ha necesitado al sistema político, por lo que seamos realistas, necesitamos al sistema político y ellos necesitan al pueblo, estamos en la mejor situación para negociar de tú a tú.

 

Nadie del grupo se pronunció, por lo visto la nueva táctica era ignorarme para que al sentirme solo y sin apoyos desistía, todo esto me divertía, pues sabía que muchos se preocupaban por mí, ahora en frío todos esos deberían analizar de quién venía esa tenaz preocupación sin sentido, pues pese a mi edad me encontraba fuerte para soportar la acampada, como así lo demostré.

En esta semana estuve preparando todos los enseres  para acampar, la tienda, la mesa, los folletos, los folios de firmas de la MERP y una pancarta, creo que tenía 4 metros por 1´50 y otra más pequeña.

El día 16 de octubre, cogí mis aparatos y en un taxi me fui a la Plaza de la Caleta y empecé a prepararlo todo, tardaron poco en llegar compañeros que me ayudaron a montar la tienda, estuvimos todo el día montando la acampada, pues tenía mucho trabajo, sobre todo la pancarta que la pusimos por encima de la tienda cogida entre dos árboles, por lo que se necesitó una escalera grande.

Aún estaba todo a medio montar cuando llegó la Agencia EFE haciéndome una entrevista en la que me preguntó por los motivos de la acampada y mi trayectoria como yayo, no recuerdo si fue aquella tarde o al día siguiente cuando pasaron por la acampada casi todos los medios de comunicación, recuerdo con agrado a la periodista de Canal Sur que empatizó con la causa por la que había hecho la acampada.

Los días siguientes fueron de vértigo, entre entrevistas, personas que iban a firmar la petición de la MERP, compañeros que no paraban de llegar, (gracias a ellos que atendían las firmas, me aliviaron el trabajo) pues no encontraba un momento de descanso.

capítulo 20 a

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s