DIARIO DE UN YAYOFLAUTA DESOBEDIENTE.

IMG_2479

Anexo al capítulo 25.

Quedan muchas preguntas en torno a las Marchas del 22, ¿dónde estaban los líderes de las Marchas cuando las cargas policiales? porque hay una responsabilidad civil ante la justicia, pero más fuerte es la responsabilidad moral ante los que confiaron en los convocantes, yo no se donde estaban porque me alejaron del lugar de los hechos, pero los que estaban deberían reflexionar sobre lo que vieron.

Bueno, debe parecer que tengo fijación contra Gordillo, yo también lo creo, esta persona que para mí era un modelo de activismo social para su pueblo se me empezó a desmoronar desde su actuación contra los intereses de Andalucía en la anterior legislatura de la comunidad, ya lo expuse en anteriores capítulos y se me ha ido acrecentando conforme su actuación evolucionaba con posturas contrarias al buen funcionamiento de la Junta de Andalucía, aún siendo sus compañeros de partido los que formaban el gobierno junto al PSOE, ¿hubiera preferido que gobernara el Partido Popular en Andalucía? porque si es así, poco debiera significar Andalucía y sus gentes para él, postura que volvió a reflejar en las Marchas de la Dignidad, juzgar vosotros, pues en este capítulo explico todos los intencionados errores que se produjeron, y los resultados de que una movilización tan grande fuera un fracaso los demuestran.

Pero si no bastara con eso, al año siguiente volvieron a repetir las Marchas, esta vez aún más descafeinadas, pues la confianza en los convocantes habían caído muchos enteros, no significó nada para ellos, pues la finalidad de estas Marchas tenían un sentido claro, debilitar Andalucía al convocar las Marchas un día antes de las elecciones y provocar con ello una abstención que solo podía beneficiar al PP.

La foto de tres policías acorralados por los que le tiraban piedras, mientras al fondo estaban los furgones sin que ningún compañero saliera a defenderlos, muestra las inequívocas intenciones del gobierno de criminalizar las Marchas, ¿es por esto por lo que intentaron alejarme del foco de la revuelta? no lo creo, porque no era tan importante como para ser un peligro para el sistema, pero ahí está, la foto demuestra que cualquier activista puede desmontar las mentiras y manipulaciones de cualquier sistema.

Hay temas de este libro que pueden molestar a compañeros, lo siento sobre todo porque han sido compañeros que han estado junto a mí en las acciones más importantes que hemos hecho, pero este libro lo he sacado para contar todas las cosas sin ataduras sentimentales, además son resquemores que se podrán subsanar en una conversación.

 

CAPÍTULO 25

 

MARCHAS DE LA “DIGNIDAD”

 

El 10 de febrero se celebró otra reunión de la Plataforma, ya tenía perdidas las esperanza de que saliera algo positivo de ella, pues ni siquiera cuajo el proyecto de entregar a los partidos una petición de reivindicaciones por parte de cada colectivo, por lo que ya solo me quedaba agotar el tiempo de vida de ella, con la esperanza que las experiencias que se sacaran de estas reuniones sirvieran en proyectos posteriores.

Apenas unos meses después, dos periodistas reunieron a representantes de la mayoría de los partidos para que expusieran los programas de sus respectivos partidos.

Y Marea Naranja reunió también a representantes de los partidos más relevantes para exponerles y pedirles su ratificación a su programa de mínimos en los servicios sociales.

Como vaticinaba en el acta de la reunión, los motivos por los que se creó la Plataforma se cumplirían más tarde o más temprano.

 

Acta de reunión Plataforma Socio Política.

Publicado el febrero 13, 2014por yayoflautasgr

Acta de reunión de la Plataforma Socio Política.

El lunes día 10 de febrero se reunió la Plataforma Socio Política con 7 asistentes en el Mercado Social, efectuando diversos debates.

Al ser pocos los asistentes los debates que se expondrán a continuación quedan pendientes para ser aprobados con una mayoría.

Quedando pendiente por aprobar que la finalidad de la Plataforma sea la de elaborar unas peticiones a los partidos y sindicatos, por parte de colectivos y ciudadanos, de la problemática de su sector para que sea defendida por la institución que corresponda.

También queda pendiente por aprobar que la Plataforma no tenga ningún liderazgo, teniendo todos los asistentes un poder decisorio igualitario.

Dada la complejidad de los asistentes se sugirió que cada colectivo, partido o sindicato que quiera, levante un acta de las reuniones para huso propio.

Van presentadas solo las peticiones de tres colectivos quedando patente por todos los asistentes que se ha avanzado poco y sin unas directrices definidas.

Fuera del acta pongo unas observaciones por parte de Yay@sflautas Granada:

Desde el principio estuvimos un poco perdidos y aún no hemos encontrado el sentido de esta Plataforma, no es por culpa de ninguno, todos salimos de la Caleta con un fuerte sentido de implicación, pero el proyecto, aunque con una base muy sencilla, es un proyecto muy ambicioso que rompe esquemas en sectores con ideas un poco inmovilistas, por un lado el sector político es reacio a dejar al ciudadano inmiscuirse en sus decisiones, por otro lado el ciudadano ha perdido la confianza en el sistema político, y una cosa tan sencilla como ponerse a hablar, parece imposible.

Esta Plataforma se creó partiendo de una acampada donde el principal motivo era crear un acercamiento de los ciudadanos al sistema político, la idea era que cada partido pusiera una mesa informativa para hablar con los ciudadanos, que estos les expusieran sus necesidades y crear un entendimiento tan necesarios entre las dos partes, pero esa idea no cuajo en nadie, solo se limitaron a apoyos a mi persona, como si el dormir de acampada fuera una heroicidad, pero bueno, seguí con la farsa esperando que al final esta idea fuera compartida, de ahí nació la Plataforma Socio Política, pues después de varios meses de andadura seguimos perdidos, sin dar con la fórmula para que nos entendamos.

Os vaticino que esta idea, que más que idea es una necesidad, más tarde o más temprano alguien la llevará a cabo, mientras tanto ir pensando que hay muchos millones de personas pasando hambre y necesidades urgentes de solucionar.

En esta Plataforma no hay personas fuertes en el aparato de los partidos,  tampoco personas con gran representación en colectivos ciudadanos, por lo que se nos hace más difícil nuestra labor, solo se podrá llevar a cabo si todos los implicados tomamos confianza en que lo que estamos haciendo es lo correcto y afrontamos con entusiasmo este proyecto.

Por último, decir que no milito en ningún partido, ni militaré, mi única aspiración es que de todo esto salga una democracia consecuente con los derechos de las personas.

 

Aun intenté buscar alguna implicación en este proyecto, pero muy de pasada, era consciente de que lo mejor era dar carpetazo a este asunto que me estaba quitando mucho tiempo y centrarme más en otros proyectos, y en la siguiente reunión, a la vista de los pocos asistentes decidí dar fin a la Plataforma con el siguiente acta de reunión:

Acta de reunión Plataforma Socio Politíca

Publicado el marzo 11, 2014por yayoflautasgr

Acta de reunión Plataforma Socio Política.

Hoy nos hemos reunido 4 personas de la Plataforma llegando a la conclusión de que no hay el suficiente entusiasmo para seguir con este tema de propiciar un acercamiento de ciudadanos a políticos y sindicatos, por lo que hemos acordado aplazar estos encuentros hasta que movimientos sociales, partidos y sindicatos crean conveniente nuestra intervención y nos lo pidan.

Es decir, la correa de transmisión se ha parado por falta de savia renovadora, asfixiada por ideas rutinarias.

Pero el mecanismo sigue aquí, para cuando los movimientos sociales nos demos cuenta de que por mucho que hagamos tenemos un techo, y que llegado a él tendremos que negociar con partidos y sindicatos, y cuando partidos y sindicatos, por interés propio crean que se debe hablar con los ciudadanos, el mecanismo seguirá aquí, este u otros similares, afín de cuentas un solo yayo es muy poco e insignificante para una idea tan renovadora, y más aún en una Granada, una tierra tan inmovilista.

Una compañera, tomándonos unas cervezas, me preguntó que si me sentía triste, no, ni triste ni decepcionado, estoy ducho en estos avatares, puede que estuviera un poco ausente, pues ya estaba pensando en mi próximo proyecto de activista, el pasado ya estaba atrás, la semilla ya estaba plantada, solo había que dejarla crecer.

¿Cuántas semillas mueren en el rincón de las ideas por no tener el valor de sembrarlas?

 

Doy las gracias a las personas que como yo confiaron hasta el último momento en este proyecto, Mar, Charo, Pepillo y Antonio Molina.

Asistí a todas las reuniones que se celebraron en Granada para preparar las Marchas de la Dignidad, desde primera hora la dirección de los debates los llevaban el SAT, IU y Carlos Martínez, no se si en representación de ATACC o a título personal.

Lo cierto es que noté cosas muy raras, como dije anteriormente, las acciones previstas del principio iban bajando de fuerza, hasta acabar en una llegada en autobús hasta Getafe y de allí a Madrid andando, a  los que nos mostremos disconformes no nos escuchaban, Stop Desahucios  y algunos compañeros decidieron salirse de la disciplina del grupo y salir andando desde Granada a Madrid, yo apoyé esa postura, pero no podría ir porque operaban a mi mujer de una prótesis de cadera en esos días.

En esta publicación del blog advertía de todo lo que al final sucedió.

 

22M ¡¡¡TODOS A MADRID!!!

Publicado el marzo 9, 2014por yayoflautasgr

El 22M ¿paseo verbenero, o la revolución pendiente?

Puede ser un día de playita a Madrid, o puede ser un mayo francés, o quizás podría ser la ocasión de derribar a un gobierno que ha conseguido el poder en un golpe de estado a base de mentiras y corrupción.

Aunque me parece que ninguna de las tres alternativas van a ser.

Si no me equivoco, vamos a una trampa preparada por fuerzas represoras, ya hay preparados ultras y policías infiltrados para sembrar el caos en una masa ciudadana poco preparada, sin estrategias ni unión.

Me asombra que los convocantes aún no se hayan definido por una estrategia común, creo que se les ha ido de las manos y lo que creían que iba a ser una marcha de protesta más populista que eficaz, sea unos millones de ciudadanos pacíficos metidos en una ratonera.

Van 8 columnas provenientes de todos los puntos de España, si esas 8 columnas confluyen en un solo lugar estamos perdidos, les será muy fácil controlarnos, más aún cuando a los que tenemos en frente son fuerzas especiales bien adiestradas en estos temas, y en el interior infiltrados con mucha experiencia en sembrar el terror.

Solo bastará una provocación de los infiltrados, para que la policía efectúe unas cargas, para que el caos se propague por todos lados, imaginar que en recinto alguien grita ¡¡fuego!! pues esto seria igual, pero no serian unos miles atrapados, seríamos millones.

Una posible estrategia para evitarlo es dispersar estas 8 columnas en distintos sitios, Congreso, Moncloa, Zarzuela, Ministerios…y una coordinación entre todas para acudir al lugar donde sea más conflictivo.

Y ciudadanos con conocimientos de estrategias envolventes y de distracción, desgraciadamente la ciudadanía no dispone de nada de esto.

Aún así son muy necesarias estas marchas, pocas veces podremos reunir a tantas personas, y los pueblos del mundo nos observan, puede ser un repulsivo para que los ciudadanos demostremos que no estamos dispuestos a aceptar un capitalismo tan brutal como quieren imponernos.

Recordad, nuestra mejor arma es el pacifismo, pero no la cobardía, ¡¡ni un paso atrás!! los golpes por la espalda duelen doblemente, porque golpean tu dignidad.

Compañeros, suerte, nos vemos en Madrid, yo estaré junto a los yayos de España, donde veáis un chaleco amarillo, allí tenéis un compañero y un amigo.

El 22 de marzo salieron varios autobuses desde Granada a Getafe a donde llegamos aproximadamente sobre las 7 de la mañana, después de desayunar las Marchas partieron hacia Madrid andando.

En el camino hacia Madrid no ocurrió nada reseñable, lo hice junto a Carlos Martines, Rubén de Centro Cívico y Antonio Molina.

Imagen video 832

Al llegar a Madrid me dirigí s la Casa de Campo donde sabía que estaban los demás yayos, llamando por el móvil para que me dijeran donde estaban, con la sorpresa de que de cuatro número que tenía ninguno respondía a la llamada, después me enteré de se habían colocado inhibidores para que no nos pudiéramos comunicar entre nosotros, actos propios de una dictadura.

Al no poderme comunicar con ellos desistí de buscarlos y almorcé en un bar de las cercanías de Cuesta Moyano, donde esperé a que pasara algún conocido para unirme a ellos.

Cuanto desperdicio de seguidores, no me equivoqué, esto era una manifestación más, sin más relevancia de que era la más mayoritaria de todas, pero sin nada positivo para la mayoría de los ciudadanos que la habíamos seguido pensando en cambiar algo, y lo único que iba a cambiar era la graduación de categoría de los convocantes, precisamente esos que no querían que cambiara nada, para que no cambiara su status de líder, y nosotros, a los que menos nos beneficiaba esta oportunidad perdida, estábamos allí, gastando nuestro tiempo y dineros para elevar al pedestal a los mitos parasitarios de la clase obrera.

No me siento a gusto dando estas opiniones de un sindicato y menos de dos personas tan consideradas en su tierra, pero Andalucía no es solo Marinaleda y menos aún el campesinado andaluz, cuando se limitaban solo a su sector de dominio fui el primero en apoyarles, hasta estuve en sus marchas por Andalucía, pero sus posturas posteriores demostraron unas ambiciones contrarias al beneficio de la mayoría de los andaluces.

¿Por qué el modelo Marinaleda no lo habían propagado a pueblos vecinos, la ocupación de fincas benefició en algo al campesinado andaluz o solo fueron medidas populistas? estas preguntas se las deben hacer sus seguidores.

Al final di con el grupo de Enri, Bea, Juan Calos, Josefina y Leti y me uní a ellos, no era esa mi intención, pues esperaba que los yayos de Madrid al salir de la Casa de Campo pasaran por Cuesta Moyano, pero no fue así.

Estuve toda la tarde con ellos, riendo las ocurrencias de los demás y haciendo nuestras propias ocurrencias, nada era distinto de las otras manifestaciones, solo que esta era más multitudinaria.

Cerca de Neptuno me dice Bea que la había llamado una tal Carmen para que me avisara de que me esperaban en los alrededores del Prado, pues los autobuses se volvían para Granada.

Me extrañó porque nadie sabía que estaba con ellos, pero pensé que habían llamado a varios compañeros hasta dar conmigo, por lo que de mala gana me dirigí a Prado, donde después de buscar por todos lados no vi a nadie conocido, llamando entonces a la enlace con los autobuses, diciéndome  que no me habían llamado, y que los autobuses salían a la hora acordada, tres horas después.

Extrañado me fui a cenar a la Plaza del Museo Reina Sofía, mientras me las tomaba, me llamó Josefina preguntándome donde estaba y que tuviera cuidado que la policía estaba cargando en Neptuno, la tranquilice, pero a poco me llama Jose, el periodista preguntándome si sabía lo que estaba pasando en Madrid, a lo que le dije lo que sabía.

Fue una especie de intuición o que mis conocimientos de las tácticas policiales, pues las actuales no variaban mucho de las de la dictadura, me hizo suponer que si los autobuses de la columna de Andalucía estaban en Atoche la próxima actuación policial iba a ser allí, por lo que me dirigí al lugar donde estaban los autobuses para avisar a los compañeros, llegando, en un paso de peatones frente a Atocha veo a un grupo de chicos encapuchados, por lo que ya no tuve dudas de que algo se estaba preparando en aquél lugar, por lo que me coloqué en el semáforo, frente a ellos con la cámara preparada, pasaron solo unos minutos cuando los encapuchados ocuparon la calzada parando el tráfico, curioso, en esos momentos siento las sirenas y las luces de los furgones unos 50 metros más arriba, ¿cómo es posible que estuvieran tan cerca, aún sin tiempo para que nadie los llamara?

Más asombroso fue que cuando pararon, seis o siete furgones casi al lado de los encapuchados solo salieran tres agentes detrás de los chicos, los chicos pasaron corriendo por mi lado, y yo pendiente del visor de la cámara no me percaté de lo que estaba pasando hasta que sentí un tropel que creí que eran unos contenedores, al volver la cabeza vi unas enormes piedras que pasaban por encima de mí impactando en los agentes, me protegí detrás de un árbol a espaldas de ellos, pero tirándole fotos a los agentes que los tres juntos intentaban protegerse de la lluvia de piedras, a eso que siento varios impactos cerca de mis pies, eran pelotas de goma dirigidas a mí en lugar de dirigirlas contra los encapuchados, solo porque la dirección desde donde eran disparadas, el rebote las mandaba para otro lado, fue por lo que no me dieron, en esa situación puede que te de por dos cosas o salir corriendo o quedarte clavado de miedo, me daría por la segunda porque no me moví ni un centímetro, pero no dejaba de tirar fotos, y aún cuando acabaron con las piedras, y salieron más agentes detrás ellos, me fui detrás tirando fotos, curioso también que en lugar de correr detrás de los encapuchados que iban dirección a Atocha, corrieran en dirección contraria, avenida para arriba, y a todo esto yo en medio de todo el tropel sin moverme, al contrario, algunos policías tuvieron que esquivarme para no tropezar conmigo, pero cuando todo acabó noto sorprendido que las manos me temblaban, teniéndome que apoyar en el árbol porque las piernas no me sostenían.

Imagen video 855

Quedaba clara una intencionalidad estratégica de los mandos policiales, pero cual, a mí solo me quedaba la de que querían buscar heridos entre la policía para criminalizar a los marchistas, y el que los autobuses de Andalucía estuvieran a pocos metros afianzaba mi teoría.

Pasó exactamente como había advertido en varias publicaciones en el blog

¿Qué hubiera pasado si hubiera muerto algún manifestante? los ciudadanos siempre deberían pedir responsabilidades a los convocantes de la manifestación de lo que ocurra.

¿Qué hubiera pasado si hubiera muerto algún policía? Los sindicatos policiales deberían haber denunciado al Ministerio del Interior por la clara intencionalidad de propiciar heridos entre la policía por intereses políticos.

Pero ni por uno ni otro lado se pidieron responsabilidades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s