Barrios Ghetos.

IMG_2566

En Granada todos conocen (muchos solamente por oídas) la Zona Norte, este sector de Granada tiene seis barrios, pero cuando dices que vives en la zona norte el comentario más frecuente es, ah, en Almanjayar, y lo dicen con una sonrisa burlona, como si te estuvieran dando el pésame.

Como ya sabéis estos barrios tienen unos problemas comunes que nosotros mismos nos hemos esforzado en acrecentar, la mayoría lo hacen por desesperación al no encontrar en las instituciones ninguna solución a estos problemas, simplemente porque es más fácil echarse mierda encima que luchar por solucionarla, otros, los menos pero muy activos, en un intento por hacerse visibles a las distintas administraciones seguimos en la misma tónica de echarle mierda a la zona catalogando a estos barrios de los barrios del 80%, 80% de pobreza, 80% de paro, 80% abandono escolar…hasta se ha creado una asociación a nivel de toda Andalucía catalogando estos barrios como los Barrios Ignorados (ABI) y ahora nos sentimos enojados porque los medios de comunicación nos criminalizan como la zona donde el 90% tienen la luz enganchada ilegalmente.

Quiero decir que nunca lo hemos hecho por desprestigiar la zona, solamente ha sido por dar un toque de atención a las administraciones, señalarles el abandono a que están sometiendo a estos barrios, pero hay tiempos en que las luchas ciudadanas se vuelven en nuestra contra, y este es uno de ellos, son tiempos donde las palabras no sirven, ni las concentraciones para casos puntuales cuando los problemas tienen la envergadura de ese 80%, hay que tomar actuaciones más radicales

Podremos identificar un problema, como el de los cortes de luz debido a las plantaciones de Marihuana, podremos llamar la atención de unas administraciones que no tienen ningún interés en solucionarlo, porque para ellos la solución, más está en acrecentar la miseria en un barrio, en una espiral de terror donde la mayor preocupación de, (parte de sus habitantes, los más desfavorecidos del sistema) es la supervivencia, física y alimentaria, consiguiendo con ello frenar una revuelta que la desesperación de estas personas podría desembocar en algo posiblemente nada pacífico.

No somos barrios ignorados, nos conocen muy bien, somos ghetos donde el sistema experimenta, las ONGs negocian su sentido de ser, tapando bocas y rebeldías, somos los no productivos de un sistema que nada tiene que envidiar al nazi.

Y lo peor es que los habitantes de estos barrios tenemos soluciones, curiosamente en darle la razón al sistema, ¿quieren un barrio de mendigos? Pues vale, os vamos a dar la razón, nos vamos a ir a mendigar a los puntos de más afluencia de turistas, que el mundo sepa que en España hay ghetos, que los comerciantes tengan que cerrar por la falta de turistas, ahuyentados por una oleada de mendigos, es una guerra por la supervivencia, y en ella todo esta permitido, es el derecho de los ghetos.

Pero que no se preocupe el sistema, los ghetos están frenados por el terror y la caridad y la única revolución posible es una revolución burguesa que acrecienta la miseria en estos barrios parcheando problemas que no se pueden solucionar sin una actuación más enérgica.

Hay más soluciones, la desobediencia civil, ¿pero quien escucha a los que llevamos tanto tiempo pidiéndola? En una reunión debatimos pagar o no un recibo de la diputación de reciclaje de la basura, cuando el ayuntamiento nos lo cobraba por otro lado, en la reunión se acordó no pagarla, pues en la siguiente reunión la mayoría la había pagado, aún cuando el recibo solo era de 6 € y las posibles recargas por no abonarlas eran mínimas, a los pocos meses los tribunales declararon ilegal dicho cobro.

Respecto a los cortes de luz producidos por las plantaciones de marihuana las instituciones se declararon impotentes para solucionarla, la policía empezaba por un bloque y antes de acabar con él, ya estaba en pleno funcionamiento el anterior, ¿hubiera pasado lo mismo si en lugar de plantadores fueran terrorista? Claro, el único terrorismo que le preocupa al sistema es el que atenta contra sus intereses, que más le da que hayan ciudadanos que vivan aterrorizados.

Mientras tanto el alcalde ¿qué? pues no tuvo otra ocurrencia que pedirle a los vecinos que fueran ellos los que denunciaran a las plantaciones, solo le faltó repartir armas entre los vecinos para que fueran ellos los que le solucionara el problema a Endesa.

.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s