ESPAÑA ABRE LAS PUERTAS AL NACIONALSOCIALISMO.

Se dan todas las circunstancias para que Europa repita la historia de la década de los años 30, una crisis provocada desde Norteamérica, una hambruna de la sociedad que se ceba en las clases más humildes, una clase política muy pobre en ideas que favorece la salida al sistema político de oportunistas que sobresalen, no por su inteligencia ni preparación para buscar soluciones a los graves problemas de la población, sino por la mediocridad de sus adversarios.

Y España como en el pasado sirviendo de conejillos de indias para la consecución de un nuevo sistema económico mundial.

Todo fue preparado minuciosamente por los enemigos de los pueblos, y empezó con manifestaciones en todas las provincias españolas el 15 de mayo del 2,011 con un mensaje básico que sobresalía de todos los demás: no al bipartidismo,  con esto, el aparato propagandístico del nuevo orden ya tenía señalado un estorbo para la consecución de sus planes, al PSOE.

En el pasado la Alemania nazis usó la misma táctica poniendo en el punto de mira el Tratado de Versalles como la consecuencia del paro y la hambruna en la población.

En España faltaba un líder que arrastrara las masas para que en las urnas le dieran validez legal a sus oscuros proyectos, y pronto lo encontraron en un joven profesor de universidad, Pablo Iglesias.

También el pasado tiene referencias similares con Hitler, el aparato propagandístico de este personaje también es muy similar al de Pablo Iglesias, mientras Hitler sirvió a la población un enemigo de distracción para darle sentido a sus propósitos, los judíos, chupadores del trabajo de la raza aria, Pablo Iglesias se sacó de la manga una connotación que le diera supremacía sobre los demás políticos, tildando a estos de casta.

En la historia no hay casualidades, hay repeticiones, de ahí la importancia de conocerla y el interés de los políticos en ocultarla por si tienen la necesidad de volver a usarla en el futuro.

Estamos igual que en el pasado de los años 30 invadidos por el sistema económico alemán, y aunque esta vez no es por un aparato militar es tan nefasto como el anterior, no seremos matados por una bala, pero nos mataran por el hambre y la desesperación, y esta vez no matarán a los judíos, nos mataran a todos cuando dejemos de ser productivos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s