DE CASTA DE PREDICADORES.

 

Para formar una secta se necesita un predicador, todas las sectas lo saben cuando se gastan un capital de tiempo para preparar a sus predicadores, incluida la Iglesia.

Pero creo que en política es distinto, se nace predicador, y se pasa a formar parte de esa casta de arrastradores de masas, masas fáciles de engañar al darle con una oratoria retórica de lo que quieren oír, masas grises fácilmente influenciables en una sociedad ausente de liderazgo, siempre ha sido así, cuando hay crisis política crecen los mesías predicadores, hay un dicho popular: “pescar en río revuelto” pues estos predicadores pescan en crisis de valores revueltos.

Poco creía Pablo Iglesias que sacando la palabra casta estaba haciendo referencia a su persona, a esa casta de predicadores iluminados.

La historia nos ha dado algunos personajes de estos, uno de ellos, ya olvidados por el tiempo y por intereses en que las masas sigan siendo fáciles de conducir, Lerroux, un predicador que con un mensaje de izquierdas arrastró a una masa de votantes, votos que luego empleó para que gobernara la derecha de la CEDA.

Es el que mejor ejemplo se asemeja con Pablo Iglesias, (ya lo dije al principio de presentarse con su partido, varias veces publicados en el blog)

Pero hay otro personaje con muchas similitudes con él: Felipe González, aunque sería injusto compararlo con él, dada la diferencia de categoría de uno a otro, mientras Felipe le dio a la sociedad un paso a un nuevo bienestar y una consecución de derechos, Pablo no ha conseguido ninguno, al contrario la división en la izquierda creada por él y su partido ha conducido a España a seguir siendo gobernada por la misma derecha que nos ha arrebatado bienestar y derechos.

Pero si hay mucha semejanza entre los dos, en sus tácticas dictatoriales y purgas efectuadas en el seno del partido de ambos para evitar tendencias contrarias a sus intereses y personas que le hicieran sombra.

Felipe Gonzales neutralizó el ala izquierdista del partido representada por María Izquierdo Rojo mandándole a Bruselas (eran tiempos de presentar un gobierno de centro que presentar a la UE, para facilitar la entrada en la UE) como la defenestración de Alfonso Guerra por conveniencias territoriales, porque no fue una guerra entre Felipistas y Guerrista, fue una guerra entre Narcisos y Guerristas, que como siempre salen ganando los que mueven los hilos desde las sombras sin dar la cara.

Pues bien, este Pablo, siguiendo la misma línea de esta casta dictatorial emplea las mismas estrategias de esos a los que critica, recordad el apartamiento de sus funciones a Sergio Pascual, ¿para darle más relevancia a los Anticapistalistas? Y el neutralizar a Errejón prometiéndole Madrid, también nos prometió a los españoles subirnos a los cielos, y solo ha conseguido dejarnos en los infiernos de Rajoy.

Ah, en Granada también tenemos un líder, Mesias y predicador al más puro estilo yanqui, se hace llamar Espiriman, pero en realidad solo es un espirimaniáco movido por los tenebrosos hilos de una derecha privatizadora.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s