DIARIO DE CAMPAÑA (día 30-10-017)

Una gran parte de las personas con las que hablo en esta campaña observo la misma sensación, de no conocer la cruda realidad, se diría que todo está a punto de estallar, la gente está harta de pasar tantas calamidades, de restringir cada mes más sus gastos, no ya para poder llegar a final de mes, sino para evitar que este final de mes llegue cada vez antes, porque dos, tres días se puede comer de lo que haya sobrado de días anteriores, pero es que cada vez sobra menos, cada vez se emplean más las comidas más económicas durante el mes, y estoy hablando de personas con trabajo o con una pensión media, porque hablar de personas con una pensión baja, o de parados no tendría sentido el hablar de meses, tendríamos que atenderlo por días, el día a día sin saber que se pondrá en la mesa al día siguiente.
Y reconocer estas faltas solo como de la comida tampoco tendría mucho sentido, hay cosas que suben más que la cesta de la compra, la luz, el agua, el transporte, gastos de comunidad, alquileres o IBI, gastos imprevistos, seguros de vivienda o exponerse a un siniestro que le puede arruinar aún más la vida.
De todo esto me hablan mientras firman, con una desesperación que raya en la cólera, todo parece a punto de estallar, pero cuando les entrego un folleto invitándoles a unirse a esta protesta, casi todos tienen la misma respuesta, ¿para qué? si ya se ha protestado bastante y nadie nos hace caso.
Y llevan toda la razón, los ciudadanos llevamos muchas frustraciones encima para confiar en nadie, desde el 15M hasta Podemos, pasando por infinidad de iluminados de ONGs o distintos movimientos, incluido yo, solo estamos vendiendo esperanzas, falsas esperanzas que nunca llegan a realizarse, todos con grandes objetivos que no llegan ni al nivel de utopías y con una impronta como sello de marca, siempre reivindicamos tarde, cuando el recorte o el daño ya está hecho, hay un refrán que define esto, “a burro muerto la cebá al rabo”
Puede que haga falta mucha rabia, esa rabia que se contagia, de la que he sido contagiado hoy, es muy difícil no implicarse en tanto desconsuelo cuando lo sientes como tuyo, el desconsuelo de sentirte engañado por los que depositaste tu confianza.
He me he sentido sorprendido al contar en casa las firmas obtenidas 135. Para una persona sola y en solo dos horas es una acción difícil, quizás sea producto de esa rabia contagiada por las personas con que he hablado, estas 135 más las conseguidas en días anteriores hacen un total de 1,991 firmas conseguidas.
El jueves día 2 estaré recogiendo firmas en el Centro de Salud de Góngora de 10 a 12

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s