DIARIO DE CAMPAÑA (día 9-11-017)

¿Médicos de familia atrapados en por la burocracia? choca la opinión de pacientes con la de médicos, sobre todo si estos son médicos de familia, los cuales siempre han estado pendientes, no solo de la enfermedad de sus pacientes sino también en las posibles deficiencias de estos en el sector económico y sipcológico como posible motor de la enfermedad, pues no tiene sentido que pacientes que van a ponerle la vacuna a sus hijos se quejen de lo que tienen que pagar por estas vacunas y una pediatra me conteste que ella está de acuerdo con el copago, ¿se ha preocupado esta pediatra si esos padres tienen alguna dificultad para poder comprar la vacuna?
Porque la excusa que ponen para aceptar el copago como solución para evitar el abuso de medicamentos no cuela, pues los medicamentos se incluyen en la tarjeta y no se pueden volver a sacarlos hasta no haber agotado todo el medicamento, todo parece indicar que eso que llaman abuso y que dicen que ha sido solucionado mediante el copago, sea todo lo contrario a abuso, a ver si han solucionado lo que llaman “abuso” mediante una acuciante imposibilidad de poder comprar las medicinas ¿se ha hecho algún estudio del estado de salud de la población, antes y después del copago? A ver si cuesta más el collar que el perro, porque la asistencia a una población con menos salud puede tener un coste económico superior al ahorro con el copago, pero claro, la mayor asistencia sanitaria es pública, que al ser dinero de todos no es de nadie, es decir, son dineros sin precio, pero los medicamentos provienen del sector privado y los dineros de “negocio” si tienen precio, sobre todo si los medicamentos quitados de las recetas llevan espectaculares subidas, ¿por qué estas subidas no van incluidas dentro de IPC, y más cuando estos gastos se llevan un buen pellizco de la pagas más bajas? Estos son los motivos ocultos por lo que muchos nos preguntamos: “si el IPC no ha subido tanto ¿cómo es posible que ya no tenga dineros para acabar el mes?” y encima nos queda ese sentimiento de culpabilidad de haber gastado más de la cuenta.
Un entramado perfecto, lo acojonante es que ningún partido se haya dado cuenta, o a lo mejor mira para otro lado, quizás solo mire a su izquierda, más preocupados por joder a su vecino de la izquierda que de denunciar las malas prácticas de la derecha, de verdad, acojonante que la población esté a los pies de los caballos de la derecha, mientras una izquierda se preocupa de anular los intentos de otra izquierda de sacarnos de debajo de los caballos, acojonante que estemos ante unas izquierdas por turnos, “tú anulas, pues ahora te anulo yo”
Chicos… pues así estamos, unos votando a los caballos para que nos pisen menos, otros tapándose la cabeza para no ver el pisotón.
Hoy he estado en el Centro de Salud de Camino de la Sierra y he conseguido 37 firmas, pocas pero es debido a que me he entretenido hablando más de la cuenta con las personas que firmaban, además de que este centro es muy pequeño y pasaba poca gente, sin embargo he conseguido otra cita para hacerle una grabación. Con estas 37 firmas y las conseguidas en días anteriores hacen un total de 2,243 firmas.
En la semana que viene empezaré la tercera vuelta a todos los centros de salud, incidiendo más en obtener más grabaciones con que intentar hacer un corto que denuncie este atropello a nuestro derecho a unos medicamentos que ya hemos pagado con nuestros impuestos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s