PASAR DE LA DEFENSA AL ATAQUE.

Pedro Sánchez está gastando muchas energías en defenderse de los ataques de la derecha, no debe perder ni un minuto más en defensa de unos hechos probados, porque le estarán atacando mientras no abandone la pared en la que lo han arrinconado, cuando se tiene enemigos que conocen la ética ni la moral, no sirve para nada demostrar la inocencia, con esta derecha al servicio del Capital solo se puede defender atacando.
Quizás nadie se haya enterado que los ataques a la ex ministra Montón (más o menos razonados) ha partido de las grandes industrias farmacéuticas, estas no podían aceptar el que les quitara las ganancias que les reportan el copago, sobre todo porque detrás del copago saben que vendrá las medicinas quitadas de las recetas, (recuerdo las grandes subidas de estos medicamentos desde que fueron retirados de las recetas)
Que mejor ataque que suprimir el copago e incorporar al sistema gratuito los medicamentos retirados de las recetas, pero ya y con un golpe encima de la mesa.
Quizás fuera una medida que quedara fuera de una realidad presupuestaria en la que el gobierno tiene sus limitaciones, pero no hay otra que demuestre al Capital que sus mandatos también son limitados.
Sobre las tesis, máster y embrollos similares, buen tema de conversación para las tabernas, luego al volver a casa la realidad nos da en la cara, al no saber cómo se va a pagar la luz, el agua, la hipoteca…o simplemente cuantos dineros quedan para mañana ir a comprar comida.
Pero volvamos al tema, cómo es posible que dos personas que tienen tantas sospechas sobre sus títulos académicos, (uno de ellos a punto de ser imputado por la Justicia) cómo es posible que estos dos le pidan al Presidente que comparezca ante el parlamento a dar explicaciones sobre su doctorado.
Para mí que el Presidente se debería adelantar y pedir la comparecencia de estos dos, el Casado y el Rivera a que den explicaciones de sus títulos académicos que están bajo unas sospechas reales y más que fundadas.
Los ciudadanos no entendemos de las dificultades políticas, pero si entendemos de los yugos que nos aprietan el cuello y ya están demasiado apretados, necesitamos un líder valiente que nos los afloje, que no se defienda, que ataque.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s