LOS FANTASMAS DEL FRAQUISMO.

El negro sobresale en mis recuerdos de infancia, mujeres vestidas de negro que se deslizaban por el lado sin andar, su pañuelo negro tapaba su cara donde solo se adivinaba un rostro negro sin mirada, conforme fui creciendo esa imagen fantasmal se fue haciendo más nítida, su rostro ennegrecido por las arrugas se fue haciendo más real, su mirada seguía siendo inescrutable, fija al suelo, comprobé que no flotaban, solo arrastraban los pies, a veces iban acompañadas por uno o dos niños con la cabeza rapada y manchas en ella de un color violeta chillón.
Recuerdo también un miedo a la obscuridad e innumerables pesadillas, debido a ellas mi madre intentaba calmarme e indagaba qué me ocasionaba esas pesadillas, a lo que yo siempre eludía el mentar a las mujeres negras, creía que el solo mentarlas volverían a mis noches de pesadillas, aunque algún día debí contarle cual era la causa de mis pesadillas y mi madre me contó una historia en voz baja que ahora no recuerdo, pero si dio luz a esas desafortunadas, de esa historia olvidada solo me quedó las últimas palabras de la historia: “SON LAS VIUDAS Y HUÉRFANOS DE LOS ROJOS”

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s