LOS SINDICATOS TIENEN SU PRUEBA DE FUEGO EN ANDALUCÍA.

Si no ocurre un milagro, y como ya sabemos, los milagros son monopolio de la Iglesia y la Iglesia nunca ha estado al lado de las fuerzas progresistas, pues ese milagro mejor no esperarlo, y Andalucía será atrapada por el fascismo cuyo objetivo será llevarla a los más obscuros tiempos del franquismo.
El panorama para nuestra tierra es muy sombrío, pero ya salimos una vez de la dictadura franquista, habrá que hacer memoria, los que padecimos esa dictadura y recordar cómo les hicimos frente y la fuimos debilitando para dar la oportunidad a la democracia de ganar poco a poco su verdadero sentido de ser, de recuperar esas fuerzas progresistas que dieron paso al progreso del hemos disfrutado hasta que esta derecha se disfrazó de conservadora y engañó a una sociedad que disfrutaba de un estado aburguesado que le había propiciado esas fuerzas progresistas.
El engaño ha sido el hacerles creer a una sociedad acomodada en una ficticia burguesía que pueden ser aún más burgueses que lo eran con gobiernos de izquierdas, y en ello han sido ayudados por políticos de izquierdas faltos de ideas y de ese espíritu de lucha del que adolecen los que ven la lucha de clase como un lastre para sus intereses partidista, es decir, políticos de izquierdas mezclando políticas de derechas para incrementar más votos en su haber, y políticos de izquierdas jugando a la utopía para atraparle votos a la otra izquierda, en medio una sociedad sorprendida y desorientada sin saber quién será el partido que los sacará de esta miserable crisis que han provocado los enemigos de los pueblos con la ayuda de estos partidos fascista disfrazados de demócratas, el mejor panorama social para que saquen partido el fascismo, y el fascismo en España se llama franquismo.
Por desgracia esa oportunidad se la ha dado Andalucía, y los andaluces, podía haber sido otra autonomía, pero nos ha tocado por ser la primera que ha ido a las elecciones.
Pero hagamos memoria, como decía al principio, ¿cómo se forzó el acabar con la dictadura y la llegada de una democracia? Para mí los artífices de este cambio no fueron los políticos, sino unos sindicatos de clase y un sistema laboral que sabían que su mejor arma eran las luchas de clase como única posibilidad de terminar con una patronal dictatorial y sus privilegios conseguidos a través de otro gobierno dictatorial.
Los sindicatos andaluces tienen la palabra, Andalucía os necesita, y los sindicatos necesitan a Andalucía para volver a ser lo que fueron.
UNOS SINDICATOS DE CLASE Y DIGNIDAD.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s